Wednesday, April 05, 2006

Cantar de Carrasco


Por Miguel Ildefonso.
Muerte, ironía, destino, son algunos de los hilos conductores que nos hacen recorrer estos diez textos, número de la perfección clásica. Es desde lo clásico de donde parte la escritura de Carrasco: su ritmo, su léxico, su entonación, la construcción de sus historias; algo que podría remitirnos al Decamerón, insisto, y no solo por el decálogo. Pero también hay una suerte de rastreo por diferentes estilos recogidos de una vasta tradición universal, un catálogo de registros temáticos, una sutil gama de experimentalismo, un ludismo calculado, en el que desfilan personajes muy definidos tal como se concebían a los héroes y antihéroes clásicos. Pero lo que convierte a la escritura de Fernando Carrasco en el arte de desmembramiento del arte formal, y siguiendo quizás a un maestro como Julio Ramón Ribeyro, es la conciencia oscura del hartazgo existencial, la intuición elaborada y desaforada de hallar una salida a la muerte de los metarrelatos. Lo que llama Miguel Angel Huamán en el prólogo, en una perspectiva postmoderna: la angustia.
(Extracto de la presentación leida en Huanuco, el 16 de marzo del 2006)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home